ApariciĆ³n de ANIDA


                Para tratar de paliar, en la mayor medida posible, los efectos negativos del accidente nuclear, nace en Córdoba, en Septiembre de 2.000, la Asociación ANIDA, cuyo principal objetivo es gestionar y organizar la estancia temporal de menores bielorrusos afectados por la catástrofe de Chernóbil en familias andaluzas en periodo estival,  beneficiándose así, al permanecer durante aproximadamente dos meses en nuestro país, de una alimentación sana y sin contaminar y de un clima propicio para su saneamiento.

                Para hacer esto posible, se realiza cada año un programa de estancia temporal durante los meses de verano (normalmente)  donde se reflejan los objetivos y actividades a realizar durante dicho periodo.

                La expedición está compuesta, en su mayoría, por menores procedentes de orfanatos y familias desfavorecidas, siendo una gran parte de ellos repetidores de otros años que vuelven con sus familias españolas, al ser reclamados por éstas.

                La selección de los menores que van a formar parte de la expedición por primera vez, la realiza un equipo técnico de la Asociación que viaja a Bielorrusia todos los años, donde conoce y vive, visitándoles en sus domicilios, la realidad de las familias preseleccionadas por las asociaciones y organismos oficiales bielorrusos que colaboran con ANIDA.

                Los menores que participen en los programas de estancia temporal, deben tener entre 8 y 17 años, viajar con el consentimiento de sus padres o tutores legales y siempre que su estado de salud lo permita.

                Se les deberá proporcionar una estancia lo más normalizada posible, compartiendo un entorno familiar. Deben de mantener contacto con otros niños de su grupo y han de poder acceder, caso de necesitarlo, a un monitor bilingüe.

                Con estas estancias temporales se trata de reducir el nivel de radionúclidos en el organismo, disminuir el estrés psicológico y detectar y tratar cualquier patología o carencia nutricional.

                La Asociación ANIDA programa una serie de actividades para el periodo de la estancia, no siendo obligatoria, pero sí aconsejando, la asistencia al menos de a alguna de ellas.

                Durante el viaje, los menores son acompañados, en todo momento, por un equipo de monitores bielorrusos bilingües, permaneciendo en nuestro país durante todo el periodo de la estancia temporal para solucionar cualquier problema de adaptación o de idioma que pudiera surgir, bien por parte del menor o por partes de la familia española.

                El importe derivado del viaje de los menores a nuestro país (transporte, seguros, asistencia durante el viaje, tramitación de documentos, etc …) lo aporta en su totalidad la Asociación ANIDA, quien a su vez, lo obtiene de subvenciones de organismos y entidades públicos y/o privados, de las cuotas de los socios y de las distintas actuaciones que la Asociación realiza a lo largo del año para este fin.

                Además de los programas de estancia temporal en nuestro país, la Asociación ANIDA realiza programas de Ayuda Humanitaria en Bielorrusia, colaborando con el Hospital Pediátrico y el Hospital Oncológico de Vitebsk y la Cruz Roja de la región de Vitebsk y organizando campamentos durante el verano, en su país de origen, para el saneamiento de menores que, por padecer alguna patología (diabéticos, oncológicos, …), no pueden viajar al extranjero.

                El pilar fundamental de la Asociación ANIDA son los socios, familias andaluzas que, sensibilizadas por la situación de estos menores y el entorno familiar, colaboran, de una forma o de otra, a la consecución de estos fines, pudiendo ser socio colaborador o socio acogedor, siendo este último requisito indispensable para la estancia temporal de un menos bielorruso en el domicilio familiar.

                Durante el programa Anida 2.008 esta asociación ha realizado dos programas de saneamiento en campamentos bielorrusos. Uno con un total de 16 menores oncológicos los cuales estuvieron durante 22 días en el Balneario Zemchuzina de la región de Lepel, provincia de Vitebsk y otro con un total de 15 menores enfermos de diabetes desarrollado en el balneario de Vetraz durante 25 días. Durante el desarrollo de los mismos se realizaron actividades de autoayuda y autocuidado así como actividades recreativas y educativas encaminadas a potenciar la autoestima de estos menores.

                Igualmente, durante el programa Anida 2.009 se han realizado otros dos programas de saneamiento en campamentos bielorrusos. Uno con un total de 20 menores afectados de diabetes desarrollado en el complejo de recuperación Zhelezniaki, situado a 20 km. de Vitebsk, durante 20 días.

                Dichos programas han sido financiados por el Excelentísimo Ayuntamiento de Córdoba y por los fondos recaudados con la colaboración de socios y amigos de Anida.

 



©Asociación Anida AVD. Guerrita, s/n. Centro Comercial Los Azahares,31 14005 CÓRDOBA Web optimizada IE 7,8 y Firefox Powered by Krátera
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons