¿El porqué de las campañas de acogida?


Como bien es sabido, y está demostrado por numerosos estudios y publicaciones, tanto a nivel nacional como internacional, Bielorrusia fue, quizás, el país más afectado por la nube radioactiva que se produjo como consecuencia de la catástrofe nuclear de Chernobyl el día 26 de Abril de 1986. La radioactividad afectó a toda la población, sin discriminación de edad ni de nivel social, pero, quizás los más afectados fueron los niños que en ese momento tenían de 0 a 4 años y los que a partir de ese año han ido naciendo, produciéndose en ellos un aumento alarmante de enfermedades oncológicas, ya que la radioactividad, aún hoy, sigue presente en el aire, la tierra, el agua, los alimentos,... y así seguirá por muchos años (incluso siglos). Con estas campañas se pretende alejar a estos niños de esta contaminación permanente por un período determinado, produciéndose así un saneamiento en su organismo (como consecuencia de ingerir alimentos no contaminados y beneficiándose de un clima como el nuestro que es muy positivo para ello), que posiblemente, hará desaparecer, o retrasará la aparición o desarrollo de alguna de estas enfermedades.                               
        No os quepa la menor duda que con la acogida de un menor en nuestro hogar estamos contribuyendo a que esto sea posible. Muchas veces nos sentimos decepcionados porque no tenemos unas palabras de agradecimiento o un poco de cariño por parte del menor o de su familia biológica, pero aunque esto es así la mayoría de las veces, y aunque nos consta que nadie de nosotros lo hace por sentirse halagado, también es cierto que, quizás, debido a su carácter un tanto frío, estos sentimientos no los exteriorizan pero nos consta que, tanto para el menor como para su familia de acogida, una vez que han convivido con nosotros, pasamos a ser una parte de ellos, su familia española como ellos nos llaman. 



©Asociación Anida AVD. Guerrita, s/n. Centro Comercial Los Azahares,31 14005 CÓRDOBA Web optimizada IE 7,8 y Firefox Powered by Krátera
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons